Crear software sin programar y en la mitad de tiempo

Un nuevo paradigma revoluciona la tradicional forma de desarrollar programas.

OMP es una calculadora que “modela” implementando operaciones. Resuelve por medio de metamodelos la solución con base en los requerimientos del cliente. Consultores Pyme se asoció a la firma Onirus, de Tandil, para promover el uso del Paradigma Semántico de Modelado de Software, una solución que revolucionará el concepto de construcción de software en las empresas que programan con tecnologías tradicionales. Se trata de una herramienta innovadora creada por la ingeniera en sistemas Nadia Huebra y su equipo, fundadores de Onirus, una empresa con presencia en Buenos Aires y Mendoza.

Revolución de paradigma

Sobre la base de un paradigma conceptual denominado MORE® (propiedad intelectual de Nadia Huebra), se creó una herramienta denominada OMP® (Onirus Modeling Platform) capaz de modelar software sin programar, es decir sin generar código procedural, tal como se conoce.

“Funciona como una calculadora de procesos funcionales. OMP implementa axiomas, operaciones y argumentos MORE para resolver mediante metamodelos la creación del software. Esto conlleva la mitad del tiempo que se tarda en desarrollar un programa común”, explicó su creadora, quien patentó la idea.

Para la creación del software, el profesional responsable de la captura del requerimiento (equiparado al programador en la tecnología tradicional) imparte -en lenguaje natural-, una especificación funcional a partir de la cual se modela el problema funcional. La calculadora cuenta con una cantidad definida de modelos y N cantidad de ensambladores, que combinan los modelos con base en las especificaciones de los requerimientos solicitados por el cliente. Luego, los testers funcionales validan las especificaciones del software resultante. “Aquí una de las máximas ventajas es que, no habiendo errores en la calculadora, no hay posibilidad de error de programa, sólo pueden surgir ajustes funcionales”, añadió Huebra.

“Es un cambio absoluto de paradigma, se trata de un metalenguaje de máximo nivel de abstracción de la semántica del requerimiento funcional”, explicó Huebra, segura de que éste modelo revolucionará el tradicional método de desarrollar software.

Ventajas

De lo cambios: OMP incorpora el cambio como variable endógena, es decir, los sistemas son evolutivos y pueden ser oportunos. Las modificaciones se pueden realizar en los momentos que se necesiten, adecuando los tiempos a la madurez conceptual de los usuarios del negocio; no se requiere compilación.

Del conocimiento: esta tecnología hace portable el conocimiento del negocio en formato dato. Los modelos de negocios (que serían los módulos si los comparamos con el software tradicionales) son independientes y capaces de funcionar juntos o separados.

Del tiempo: en relación con la programación de un software tradicional, la modelación permite reducir los tiempos de un proyecto en 50%.

Del requerimiento: Huebra asegura que MORE permite captar con alta precisión el requerimiento del cliente, y encarar la solución a su “exacta medida”.

Múltiple

Son grandes empresas nacionales las que confían en Onirus. Enarsa, para sus 65 plantas, utiliza un sistema para el procesamiento de datos de despacho térmico.

Hidroeléctrica Piedra del Águila, Centrales Térmicas Mendoza, Central Puerto y La Plata Cogeneración lo emplean para facturación de energía eléctrica del mercado a término. “Es aplicable a cualquier tipo de industria; algunas pymes usan sistemas con esta tecnología para administración contable, soluciones agrícolas, trazabilidad vitivinícolas, sanidad equina, entre otros”, agregó la especialista.

Esta inédita herramienta comenzará a ser comercializada por Consultores Pyme, en Córdoba, en el resto del país y en Chile, Honduras y Colombia, según anticipó su titular, Juan Negrini.

El origen de un descubrimiento Expresar requerimientos mediante del lenguaje natural

“La idea surgió en 1995 tras la creación de un software para automatizar el procesamiento de notas en el diario Los Andes de

Mendoza (primer diario electrónico del país). Con base en mi tendencia natural por las letras conjugué mi experiencia en el

desarrollo de un sistema contable, a partir de una clara visión: “Si pudiera precisar las necesidades funcionales mediante el correcto uso del lenguaje, no existiría necesidad de programar muchas veces la misma rutina, ya que sólo requeriría de un intérprete del lenguaje de requerimientos similar a una calculadora de operaciones matemáticas”. Durante seis años trabajé con mi equipo en la abstracción y reutilización de modelos cada vez más sofisticados, siempre yendo desde el software al diccionario de la lengua española y viceversa. En 2001 arrancamos con la primer versión de MORE 1.0 en la construcción de nuestra primera herramienta ?pura’, que comercializamos por medio de una firma mendocina. Desde hace poco más de un año constituimos Onirus con el objetivo de comercializar productos que implementan esta teoría. A partir el camino es de desarrollo, crecimiento y divulgación académica”, relató

Nadia Huebra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *